Corsario

De casualidad paramos en el pueblo a comer, durante una ruta en moto de fin de semana y aprovechamos a dar una vuelta. Un pueblo tranquilo y con una iglesia romanica muy interesante!